Sabes si ya es tiempo de renovar tu flota?

Hay muchos aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de hacer esta evaluación, considerando si la unidad pertenece a una flota empresarial o a un vehículo particular.

Realmente no es una decisión muy sencilla de tomar, dado que dependerá también de las posibilidades económicas de los particulares, y de las políticas de las empresas para con su flota.

Seguramente siempre habrá algunos factores que nos harán dudar al respecto, pero hay otros que no podemos dejarlos de lado y que nos ayudarán a decidir en esto, como la seguridad de la persona que lo maneja, el consumo, el confort, y el tiempo y dinero perdido en reparaciones.

Desde MUBACO podemos ayudarte a tomar la decisión que mejor se adapte a tus necesidades, estudiando cada caso en particular, pero mientras tanto te brindamos algunas recomendaciones para que las tengas en cuenta.

Lo primero que debemos considerar es que tanto para particulares como para empresas, a medida que van pasando los años, las unidades van perdiendo el valor de reventa.

Por ejemplo, los vehículos que cuentan con hasta 20.000 Km, mantienen valores muy similares a los de 0 km, con el beneficio de que son prácticamente nuevos y seguramente siguen en garantía y hasta los 50.000 Km no suelen perder más de un 25% del valor.

En el caso de los vehículos particulares, partir de los 60.000 Km empieza la curva más pronunciada de depreciación de precios.

Ésta depreciación, se da por varios factores, entre los cuales podemos mencionar en primer lugar, el mercado (Oferta y demanda), donde gran parte del público que se encuentra en la búsqueda de un usado en buen estado, revisa que preferentemente el kilometraje no sea superior a los 50.000 o 3 años de uso y en segundo lugar, si el vehículo sufre un «restyling» o renovación en el modelo, lo cual tiende a bajar el precio del usado.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que a partir de los 60.000 Km la mayoría de los autos comienzan con la etapa más costosa del mantenimiento, como por ejemplo, cambio de correa de distribución, correa Poly-v, y neumáticos, que repercuten bastante a la hora de tomar la decisión entre cambiar la unidad o continuar manteniéndola.

Otro de los aspectos, es el económico; la mayoría de los autos que vemos particulares en la calle (salvo los importados), hasta los 60.000 Km no se deprecian más de un 30-35% del valor, por lo que no tendrá una diferencia significativa monetaria para el recambio del mismo.

Dicho esto, ante la duda de cuando realizar una renovación de un vehículo particular liviano recomendamos hacerla antes de los 60.000 Km, y por consiguiente, se repite el ciclo en el caso de la adquisición de un usado, recomendando realizar el cambio por un auto con no más de 60.000 Km y renovarlo por otro antes de los 120.000 Km.

Ahora bien, si nos enfocamos en la renovación de flotas empresariales, el curso del análisis sobre el recambio de las unidades es totalmente distinto al de un particular.

Generalmente las empresas tienen una política de recambio de vehículos como por ejemplo 100.000 Km o 3 años de uso, 200.000 Km o 5 años de uso, etc.

Esto se adapta a la necesidad de la compañía y a la disponibilidad de fondos o presupuestos.

Sin embargo, en términos de mantenimiento, muchas veces estas reglas o políticas de empresas se ven modificadas o alteradas por el mal uso o manutención de los mismos.

Si nos basáramos en los mismos aspectos que mencionamos anteriormente para particulares como mercado, costos de mantenimiento y el económico, nuestras recomendaciones sobre «la instancia más conveniente» para un vehículo utilitario liviano (Kangoo, Partner, Fiorino) sería a los 70.000Km y para un utilitario mediano (Ducato, Boxer, Jumper) es a los 100.000 Km.

 

Sin embargo para el caso de éstos tipos de vehículos, además de los Km, mucho tiene que ver el modelo o año de fabricación, y forma de uso que repercutirá directamente en el costo de mantenimiento.

Es muy común observar en algunas empresas, extender la vida útil de las unidades a cualquier costo, sin un mínimo estudio de qué es lo más conveniente.

De manera rápida, se debe hacer el siguiente análisis; de acuerdo a la situación del vehículo en cuanto a kilometraje, modelo, y estado general, será la depreciación del valor respecto al 0 Km o precio de reventa, y si a este monto se le suma el costo anual de mantenimiento del mismo llegando así a un índice entre el 60-75% del valor del 0 Km, es recomendable el recambio de la unidad, porque al año siguiente esos valores continúan creciendo, perdiendo seguridad, confort, tiempo y dinero.

Por lo general, esto sucede luego de los 200.000 Km o 5 años de antigüedad del vehículo.

En resumen, nuestras recomendaciones no son taxativas, no hay una fórmula exacta para esto, desde MUBACO te ayudamos a extender la vida útil de tu unidad y a conocer la instancia más óptima de recambio, la cual puede variar en cada caso particular.

Esperamos que este artículo te haya sido útil, podés consultarnos de manera gratuita, http://mubacoautocenter.com/contacto/

 

2019-01-29T20:43:20+00:00